conoceralautor.es

La isla inútil de Horacio Vázquez-Rial

vídeo publicado: 06/04/2011

Sobre el libro

La isla inútil

Horacio Vázquez-Rial
Novela, Aventuras
Ediciones Irreverentes, 2005
Idioma: español
ISBN: 9788496115439
Literatura argentina. Novela y cuento.


¿Es La Isla inútil una novela de aventuras al más puro estilo de Conrad o es la novela que acaba con las novelas de aventuras? Walter Bardelli, atormentado por los fracasos que ha sufrido, busca aislarse del mundo en una isla que no aparece en los mapas; Port-au-sang. Aunque parezca que busca un lugar tranquilo en el que vivir, su huida es una forma de aceptar su muerte. Pero llega a un mundo nada idílico, en el que un negro que ejerce de negrero ejerce una dictadura sangrienta y terrible, si bien no es más que el capataz de una isla propiedad de una empresaŠ una isla de buscadores de oro, putas, mendigos y fracasados. Y cuando un hombre decide hacer la revolución para derrocarlo, usará el arma más mortífera para destruirlo: una mujer.

En juego está la vida del hombre, quince quilos de oro, el equilibrio del poder, saber quién dominará la vida de los demás. Horacio Vázquez-Rial parece querer mostrarnos que ya no hay islas, que allá donde el hombre se asienta, la razón, la felicidad, quedan cubiertas por una capa de intereses y de violencia

Lectura: La isla inútil de Horacio Vázquez-Rial

Libros del mismo autor en vídeo

Microantología del microrrelato II de Horacio Vázquez-Rial - Ediciones Irreverentes, 2010, Narrativa breve

Otros contenidos en vídeo del mismo autor

Películas contadas por Horacio Vázquez-Rial en Dequevalapeli.com

Frontera Sur, Gerardo Herrero, 1998, Drama

Sobre el autor

Horacio Vázquez Rial

1947
ARGENTINA


Militante trotskista en su juventud, hubo de exiliarse de Argentina en noviembre de 1974 ante las amenazas a su vida de la Triple A. Solo regresaría doce años más tarde. Había comenzado en Argentina estudios de medicina y sociología, pero finalmente se licenció en Historia Medieval y se doctoró en Geografía Humana por la Universidad de Barcelona, ciudad donde reside. Ejerció como profesor de Geografía Humana y de escritura creativa. Trabajó además como editor y periodista. Fue finalista del Premio Nadal (1986), con la novela Historia del Triste, finalista del Plaza y Janés (1989) con La reina de oros, y ganador de los premios Fernando Quiñones (2003) con La capital del olvido, Generación del 27 (2006) con El cuñado de Nietzsche y otros viajes y La otra orilla, del Grupo Editorial Norma/Belacqva (2006) con El camino del Norte. Otra importante novela suya, fundada en la biografía del músico, militar republicano y espía Gustavo Durán, es El soldado de porcelana (1997). Como otros intelectuales de su generación, fue cuestionándose paulatinamente sus propias posiciones de izquierda y decantándose hacia posiciones liberales. Ajustó cuentas de forma definitiva con el progresismo tras el 11-S, y lo plasmó en su ensayo La izquierda reaccionaria: El 11 de septiembre de 2001 sabía ya, por ejemplo, que la izquierda tradicional, fuese comunista, socialista o socialdemócrata, era antisemita, explícita o implícitamente, de forma consciente o inconsciente, pero ignoraba hasta qué punto. Sabía que esa izquierda no se había hecho cargo de problemas como la inmigración, el funcionamiento democrático o las relaciones entre países, asuntos en los que había salido al paso con respuestas tan ridículas como inadecuadas, del tipo del multiculturalismo, la política de masas o el pérfido imperialismo, cuando no con alianzas perversas con gobiernos de países expulsores de emigrantes como Cuba o Marruecos, pero no conseguía distinguir con claridad, o me negaba a ello por oscuras razones afectivas, que esas respuestas eran producto de un odio a Occidente –a la cultura de la que nació el pensamiento progresista, a la cultura de la Ilustración y la razón, y a las sociedades abiertas en las que prosperó– rayano en lo patológico y, desde luego, profundamente irracional. Sabía, en suma, que la izquierda había devenido reaccionaria, pero desconocía la medida real de su reaccionarismo. Pero entre el 11 y el 20 de septiembre de 2001, aproximadamente, esta se definió con toda precisión La izquierda reaccionaria (2003) Fue uno de los promotores de la asociación Ciutadans de Catalunya / Ciudadanos de Cataluña y uno de los firmantes del manifiesto de ésta «Por la creación de un nuevo partido político en Cataluña», germen del Partido de la Ciudadanía. Ha publicado artículos durante los últimos 25 años en los principales periódicos españoles, desde el ABC a El País, desde Ya a El Mundo. Es asiduo también de la prensa en Internet, mediante sus columnas en Libertad Digital, Diario de América y en un blog en Periodista Digital.

Fuente: Horacio Vázquez-Rial

Galeria

Horacio Vázquez-Rial

Compra

La isla inútil

Libros relacionados

Microantología del microrrelato II
Horacio Vázquez-Rial
Narrativa breve. Ediciones Irreverentes, 2010
Tus magníficos ojos vengativos cuando todo ha pasado
Juan Ramón Biedma
Novela. Lengua de Trapo, 2015
Lo que el aire mueve
Manuel Hidalgo
Novela. Alienta, 2008
Cuentos de Bereth III
Javier Ruescas
Infantil y Juvenil y Juvenil. Versátil, 2011
En tiempo de prodigios
Marta Rivera de la Cruz
Novela. Planeta, 2007

Libros por idiomas

català | 
euskera | 
galego | 
inglés | 

Actualidad

La plaza de Poe

No ponemos límites, tú creas, nosotros te acompañamos [...]


Lecturas de autores

Luz donde la herrumbre
Lectura por Antonio Portillo Casado
La gestión emocional
Lectura por Santiago Ávila

¿ Conoces a Didí Escobart ?

vídeos de sus libros (2)

Entrevistas

Entrevista a Juan Gómez Bárcena
Madrid, octubre 2017
Entrevista a Rafael Balanzá II
Madrid, octubre 2017

Videos destacados

Lectura: Callejones de Arbat
Antonio Álvarez Gil
Verbum, 2016
Lectura: Donde el silencio
Luisgé Martín
Imagine Ediciones, 2013

Autoras

Aureila María Romero Coloma
vídeos de sus libros (2)
M Cinta Montagut
vídeos de sus libros (1)

Autores por país

Suscríbete al Boletín

¿Quieres recibir las novedades en tu e-mail?

Hoy en Dequevalapeli.com

El abrazo de la serpiente
Ciro Guerra, 2015
por Charles Olsen